Anterior: «
Siguiente: »

 

Cómo interpretar las rentabilidades de los sistemas automáticos de trading

29 de Oct de 2012

La operativa en derivados en general y la de sistemas automáticos de trading sobre productos derivados en particular, es una operativa muy “de nicho”, es decir, de unos cuantos pocos inversores. Los que centramos nuestros desarrollos en esta tipología de inversión muchas veces obviamos esa realidad y cometemos el error de asumir que el lector “estándar” entenderá sin problemas todos los conceptos de los que hablamos. Y no es así. Conseguir descifrar de qué va todo eso del apalancamiento, los drawdowns, slippages,  CMR´s  y otras zarandajas similares no es nada sencillo y por eso en el siguiente artículo vamos a intentar poner los pies sobre la tierra y explicar los resultados de un sistema automático de trading desde la perspectiva de un inversor convencional en bolsa.

El inversor en bolsa está acostumbrado a decidir el nivel de inversión que destina a la compra de un determinado valor y calcula sus resultados en función de dicho nivel de inversión. Por ejemplo, si decide comprar 10.000 euros en acciones del Santander que cotiza a 5.63 euros la acción, sabe que comprará unas 1776 acciones. Si al final del día el Santander ha subido un 2% respecto al precio al que él compró y cierra su posición, habrá obtenido el siguiente resultado:

Compra: 1776 acciones * 5,63 €/acción = 9998,88 euros

Venta: 1776 acciones * 5,74 €/acción = 10194,24 euros

Resultado = 10194,24 – 9998,88 = 195,36 euros. Como destiné 10.000 euros a esta inversión, mi rentabilidad porcentual es de ( 195,36 / 10.000 ) * 100 = 1,9536 % (a esta rentabilidad habrá que restarle los correspondientes gastos de la operación, a saber, comisiones de ejecución, cánones de mercado, etc… pero hemos querido simplificar el ejemplo).

En los sistemas automáticos de trading, no se suele calcular la rentabilidad de esta manera, ya que no hay establecido un nivel de inversión único. Eso puede llevar a situaciones que a priori pueden chocar un poco. El otro día un usuario viendo la ficha de resumen de resultados del sistema Id 10123 Bolonia V1 DAX me decía: “¿Un sistema con una rentabilidad anualizada del 220%? Eso es imposible. ¿Dónde está el engaño?”.

Bueno, no es imposible y no hay engaño alguno. La rentabilidad porcentual depende siempre del valor que estemos utilizando como referencia. En el caso de los sistemas automáticos de trading, el bróker establece el importe mínimo exigido para poder abrir una posición y luego cada cliente decide si ajusta su inversión a ese mínimo exigido o destina una mayor cantidad. El importe mínimo exigido por el bróker varía en función del sistema elegido y del mercado sobre el que el sistema está operando. Por ejemplo, en el caso del sistema Id 10123 – Bolonia V1 DAX 13′, que opera sobre el futuro del índice DAX alemán, el mínimo exigido por parte del bróker es 3300 euros, a pesar de que ese sistema puede comprar o vender un futuro del índice DAX, cuyo nominal actual está sobre los 180.000 euros (7200 puntos de índice x 25 euros que vale cada punto del futuro del DAX).

Efectivamente, aunque el bróker solamente exija 3300 euros para poder abrir la posición en ese sistema del DAX, no es para nada recomendable comenzar a invertir en sistemas automáticos de trading con una cantidad tan pequeña en un mercado tan peligroso como el DAX. Lo habitual es calcular el Capital Mínimo Requerido para operar con ciertas garantías de éxito el sistema seleccionado. Para ello, al mínimo exigido por el bróker, se le suma la mayor racha de pérdidas histórica que el sistema ha sufrido (también llamada drawdown máximo histórico) multiplicada por un factor de especulación, que varía de 0,5 (perfil muy agresivo) a 5 (perfil personalizado). Por defecto, en sistemas individuales se multiplica por 1 (perfil agresivo) y en carteras de sistemas automáticos de trading por 1,5 (perfil agresivo en carteras).

Así, en el ejemplo del sistema Id 10123 Bolonia V1 DAX 13′ del que venimos hablando, tenemos los siguientes datos:

Peor racha de pérdidas histórica = 6236,46 euros

Capital mínimo exigido por el bróker = 3300 euros

El Capital Mínimo Requerido (CMR) oscilará, en función del nivel de especulación que el cliente seleccione, entre:

Perfil muy agresivo = 3300 + 6236,46*0,5 = 6418,23 euros

Perfil Personalizado = 3300 + 6236,46 * 5 = 34482,32 euros

Es decir, el bróker nos permitiría operar el sistema si disponemos de 3300 euros en cuenta, pero lo normal es comenzar con un colchón adicional que dependerá del nivel de especulación que seleccionemos, oscilando entre los 6500 euros aproximadamente, para un perfil muy agresivo y los 34500 euros para un perfil muy conservador. Lógicamente, dependiendo del nivel de especulación seleccionado, el nivel de CMR (Capital Mínimo Requerido) variará, y por lo tanto también variaran los rendimientos porcentuales que conseguirá el sistema.

En las fichas estadísticas de StrategyRank.com se establecen las rentabilidades del sistema en función del CMR fijado. En el sistema anteriormente comentado, este sería el resumen de resultados desde enero 2002 para un perfil agresivo:

Estadísticas sistemas automáticos de trading

Como pueden ver, desde enero 2002 el sistema ha ganado 225991,60 euros (netos de comisiones de intermediación, licencias de uso de los sistemas, etc….). Para entender mejor la explicación que queremos hacer, veamos las operaciones que el sistema ha hecho durante el mes de octubre 2012 (los precios de ejecución mostrados son precios medios, al estar el sistema activado en cuentas de clientes, se muestra el precio medio de ejecución en todos los clientes que están ejecutando el sistema en sus cuentas):

Operaciones sistema automático de trading

Cada una de las operaciones ya lleva restado el coste de ejecución (la comisión pagada al bróker). En lo que va de mes (hasta el 28/10/2012) el sistema va ganando 737,19 euros. Como la licencia de uso del sistema es de 60 euros/mes, en lo que va de mes el sistema iría ganando 677,19 euros, tal y como se muestra en la tabla resumen de la ficha estadística del sistema:

Resultados anuales sistema automático de trading

¿Qué rentabilidad suponen esos 677,19 euros? Pues lógicamente, dependerá del CMR utilizado. Si utilizamos el nivel de especulación personalizado, en el que tenemos un CMR de 34482,32 euros, la rentabilidad del sistema será la siguiente:

Resultados anuales sistema automático de trading

Como pueden observar en la imagen superior, la rentabilidad % del mes de octubre es de 1,96% (677,19 euros / 34482,32 de CMR).

Ahora bien, si utilizamos el CMR estándar (perfil de especulación agresivo), tendríamos lo siguiente:

Rentabilidad sobre CMR de sistema automático de trading

Vemos que para un CMR de perfil agresivo, la rentabilidad del mes de octubre es del 7,10%. Pero el sistema ha ganado los mismos 677,19 euros. Lo único que el nivel de inversión sobre el que calculamos la rentabilidad, es inferior, al tener un perfil de especulación agresivo. El CMR en este caso es de 9536,46 euros y de ahí que la rentabilidad suba al 7,10% (677,19 / 9536,46). Con este CMR de 9536,46 euros, tenemos una rentabilidad anualizada del 220,65%. Pero no hay que darle demasiada importancia a este dato, que puede hacernos pensar que este tipo de inversión es la panacea. Como han podido ver, si modificamos nuestro perfil de especulación, se modificará el CMR, y con él, la rentabilidad porcentual anualizada.

El hecho de que no fijemos un nivel de inversión único es quizás algo complicado de entender para el inversor que nunca ha operado en derivados. En esta metodología de inversión no es necesario disponer del nominal total de la inversión, sino simplemente de una cantidad inferior a modo de garantía para el bróker y de colchón para poder afrontar potenciales rachas de pérdidas del sistema. A cuánto asciende la cuantía destinada dependerá de cada inversor. Habrá quien prefiera usar menos apalancamiento y destinen 34482 euros para cada unidad de este sistema (o cualquier otro valor que el inversor decida). Y los habrá más agresivos, destinando poco más de 9500 euros a la inversión. Pero el sistema hará las mismas operaciones en uno u otro caso. Lo único es que las rentabilidades porcentuales serán mucho mayores cuanto menor sea la inversión realizada.

Pero para aquellos que aún no lo vean claro, siempre nos queda la opción de calcular las rentabilidades sin apalancamiento. Es decir, simulando que destinamos la totalidad del nominal necesario en cada operación. Así por ejemplo, tomando la lista de operaciones del mes de octubre publicada más arriba, tendríamos que en la última operación de este sistema, el día 23/10/2012, el sistema habría perdido 481,06 euros, que respecto al nominal de la inversión, que es 179332,66 euros (7173,3065 puntos * 25 euros/punto), vendría a ser una pérdida del 0,27%.

Con este mismo criterio, podríamos calcular la rentabilidad anual del sistema, así como la máxima racha de pérdidas, encontrándonos con los siguientes datos (todos calculados sobre el nominal de la inversión):

Año 2002: 25,55%. Mayor racha de pérdidas: 4,24%

Año 2003: 23,14%. Mayor racha de pérdidas: 4,02%

Año 2004: 10,59%. Mayor racha de pérdidas: 2,47%

Año 2005: 2,21%. Mayor racha de pérdidas: 2,56%

Año 2006: 10,31%. Mayor racha de pérdidas: 2,90%

Año 2007: 15,81%. Mayor racha de pérdidas: 2,95%

Año 2008: 28,30%. Mayor racha de pérdidas: 3,68%

Año 2009: 31,26%. Mayor racha de pérdidas: 4,17%

Año 2010: 9,35%. Mayor racha de pérdidas: 3,54%

Año 2011: 14,66%. Mayor racha de pérdidas: 2,59%

Año 2012: 8,12%. Mayor racha de pérdidas: 2,62%

En estos 10 años el futuro del DAX ha oscilado entre un mínimo en el entorno de los 2200 puntos y un máximo en el entorno de los 8200, por lo que el nominal de esta inversión habría variado entre los 55 mil y los 205 mil euros.

La rentabilidad acumulada desde enero 2002 es de un 179,3% sobre el nominal, con una rentabilidad anual promedio del 16,3%, lo que no está nada mal. Las rachas máximas de pérdidas están también muy controladas.

En cualquier caso, al mostrar la rentabilidad del sistema sin apalancamiento, tomando como referencia de inversión el nominal, homogeneizamos los resultados y nos permite compararlos mejor con otras opciones de inversión que tiene a su disposición.

Por último, queríamos hacer hincapié en el hecho de que el apalancamiento por sí solo no es un problema. Bien utilizado nos permite optimizar nuestra inversión. Utilizando una adecuada diversificación con sistemas automáticos de trading, seleccionando carteras compuestas por sistemas poco correlacionados entre sí, podemos hacer uso del apalancamiento intrínseco de la operativa en derivados para sacarle un mayor partido a nuestras inversiones. El secreto estará en establecer un nivel óptimo de apalancamiento, ni demasiado agresivo, ni excesivamente conservador y utilizar las herramientas disponibles en webs como StrategyRank.com para analizar las carteras más adecuadas para cada tipo de inversor.

La información que tiene a su disposición es muy amplia y variada y es posible que pueda resultarle algo complejo sacarle el máximo partido posible a todas las funcionalidades que le ofrece StrategyRank.com, por lo que si necesita que uno de los expertos en sistemas de trading de nuestro equipo se ponga en contacto con usted para ayudarle a seleccionar el sistema que mejor se adapte a sus necesidades, rellene el siguiente formulario de contacto y en breve nos pondremos a su disposición.

Autor: José Ramón Díaz Serrano

Publicado en blog Estrategias de Inversion.com el 29 de Octubre de 2012